Travel Blog

On this place you will be able to read my adventures during different travels my wife and I have done through out the years. 

Spoiler alert: For now, Spanish version only.

Cuentos del Martes 14 de Abril - I'll be back!

Choto choto!!!.. quedan más cuentos!

Les comenté que el pronostico del clima daba lluvia? En nuestro último día completo Kanazawa decidimos ponernos el traje de buzo y salir a recorrer la ciudad. Arrancamos tempranito para el distrito de las Geishas llamado Higashi-Chaya, el cual habíamos estado ayer pero luego de la hora de cierre y no pudimos ver casi nada. Llegamos y estaban filmando un comercial, una novela o algo. No se que era pero había un relajo en las calles que era importante. Varios ponías que gritaban para todos lados y trataban de que la gente no gritara, circulara y demás. Además, los actores estaban todos vestidos con trajes tradicionales. Muy colorido y bonito. Los turistas se desesperaban por sacarles fotos porque con los edificios antiguos de la zona eran el conjunto ideal. A un guardia que revoleaba las manos para todos lados y gritaba como condenado acomodando la gente creo que tuvo un  pico de stress dado que casi nadie le daba bola. 

Distrito Higashi-Chaya

Caos mediante, dimos otra vuelta y visitamos una de las tantas tiendas de producción de artículos artesanales en base al oro que hay en la ciudad. Kanazawa es conocida por su técnica especial para producir láminas de oro como si fueran hojas de papel. Es más, vimos una y era muchísimo más delgada que una hoja de papel común. Explicación a por mímica, los explicaron como parten de un pedacito muy chiquito de oro y producen una o varias hojas de estas para luego aplicarlo básicamente a lo que sea. Desde elementos decorativos, artículos para la construcción para el hogar como paredes, palanganas o hasta waters, productos cosméticos. La frutilla del postre era que había como unas rodajas de un bizcochuelo con polvo de oro entreverado. No sabemos si es bueno para la salud cuando entra, pero cuando sale seguro es una divinura!

Jardin Kenrokuen

De ahí nos tomamos un bus y fuimos para el Jardin Kenrokuen, frente al castillo de Kanazawa. Aquí descubrimos porque los japoneses tienen un doctorado en jardinería y paisajismo. Todo tipo de arboles y flores perfectamente combinados y armonizados para que el disfrute visual sea total. Además, esta en un lugar alto de la ciudad por lo que junto con los jardines se puede disfrutar de unas vistas de las montañas increíbles. Todo pechocho. Realmente los tipos la tienen clara en esto de la jardinería y saben como hacerlo. Pero sobre todo, tiene las santas bolas para hacerlo. Vimos a grupos de tres y cuatro personas en cuatro patas arrancando yuyos entre otros yuyos más que en cualquier parte pasarían como parte de la vegetación. Pues no, acá cada yuyo tiene su lugar y si hay una mínima hojita de algo fuera de su lugar, pues alguien va a venir a sacarlo. Mucho personal por todos lados, acomodando arboles, rastrillando áreas, etc. Como comenté ya en algún otro lado o medio :P, ese es uno de los mejores jardines de Japón, según entendidos varios, entre ellos el libro de Choly Berreteaga. Por suerte el clima aquí fue bondadoso y nos la sacó un ratito.

Seguimos caminando y terminamos en el parque de enfrente, donde se encuentra el Castillo de Kanazawa. Quisimos entrar por un lugar pero no estábamos seguros si esa era la entrada correcto. Fuimos al centro de información a pedir un mapa y nos atendió un veterano que hablaba bastante bien el inglés. Nos empezó a explicar todo lo relacionado con los jardines y el castillo. Cada explicación requería una rayita en el mapa que nos acababa de dar. Al finalizar la explicación, veinticinco minutos después, el rayerío era tan grande que casi no se veía lo que había debajo y mucho menos entendíamos que era cada cosa. Un fenómeno el chiquilín.

Entramos y recorrimos los restos de los antiguos edificios y los completamente remodelados. Entre tanto, se largo la lluvia torrencial así que nos vino bien para hacer el aguante y esperar si aflojaba. Cuarenta y cinco minutos después era evidente que eso no iba a suceder y salimos nomás a tomarnos un bus para tratar de visitar el segundo barrio de geishas que nos quedaba. Medio tarde para arrancar para ahí pero igual estuvo bueno. A la pasada pudimos ver una de ellas que caminaba apresuradamente entre casas y nos dio para sacarle un foto, que muy gentilmente decidió posarnos. Alguna vuelta más y arrancamos para el hotel experimentando nuevamente con el transporte público. Todo un éxito dado que llegamos sanos y salvos minutos más tarde.

Dado que era nuestra ultima noche en el hotel y que ahora estábamos hechos unos expertos, decidimos hacer la gran Terminator y volvimos al Club Pelotaris o baño termal japonés. Oh Margót! En mi caso, llegue al vestuario y estaba solo, me tomé mi tiempo para elegir el locker donde dejar mis cosas, que hoy eran más. Había ido mejor preparado! Me cambié y arranque para la terma. Llegué y había solo otra persona. Jugó Hugo Bañulo, como recomienda la etiqueta y al agua pato. Por aproximadamente diez minutos tuve el baño para mi solo. El chorro masajeador, la piscina de agua fría, la calenchu calenchu, todo! 

Raiden y Scorpion al ataque

Con Ana habíamos dicho que hoy, dado que ya conocíamos más el tema y era nuestra ultima noche aquí, íbamos a quedarnos un poco más a disfrutar del servicio. A los 20 minutos de estar adentro ya no aguantaba más del calor y decidí salir manso cosa de no apurar mucho la cosa. En ese interín un hombre que se había mandado en el agua termal, se puso el trapito que usan para lavarse en la cabeza y se mandó para el sauna, que esta pegado a las piscinas. Ahí me percaté que la gente que no estaba en donde yo estaba, estaban metidos todos en el sauna. Además vi que estaban todos entretenidos mirando algún programa de esos rarísimos que tienen los japoneses en la TV. Si si.. en el sauna había TV enorme para que los chochamus no se aburrieran. 

Salí, me vestí y arranque como una moto para afuera porque el calor que había en el vestuario estaba complicado complicado. Ahí aprecié algo extraño. En el vestuario hay todo tipo de elementos para el aseo personal post ducha. Perfume, loción para afeitarse, para lavarse los dientes, para peinarse y demás. Completita la cosa. Ahí me llamó la atención algo pero me costó darme cuenta que era lo raro de esa situación. 

Había un veterano pelado secándose el pelo con secador. Como???? Si, así es. O tenia algún tipo de implante capilar nuevo que ademas de crecer rápidamente es transparente o se estaba secando las pestañas. De otra manera no lo comprendo.

Al llegar al recibidor del baño, la esperé a Ana por un buen rato. Salió que parecía un tomate la cara. Los cachetes a punto de explotarles. “Hace un poco de calor acá no?”me comenta. A juzgar por el color en su cara parece que venía de cambiarle el cuerito a las canillas por donde sale el agua termal directo del volcán. Por dio! Nos refrescamos un poco y listo el pollo. 

Mañana por la mañana estaremos partiendo rumbo a nuestra última escala oficial del viaje: Tokyo. Ahí nos encontraremos con nuestros amigos, Luciano y Cecilia, que en buena parte son la razón de esta aventura asiática. Movernos ya nos va a ser más fácil porque con asistencia experta es una papita! :P

Para terminar quiero agregar algunas curiosidades que hemos visto o situaciones que nos han quedado colgadas de los lugares anteriores pero que merecen ser comentadas. :) 

- En casi todos los lugares de información turística o museos que hemos visitado nos han preguntado de donde somos. Cual es nuestro país. En un par de lugares vimos un cartelito que decía que con fines estadísticos estaba recolectando esa información. Nosotros hemos contestado amablemente y de forma variada para ver si nos entienden. Distintos resultados hemos tenido. Están aquellos pocos que entienden un poco más el inglés y uno les puede describir más o menos donde se encuentra el paisito. Con las referencias geográficas de Argentina y Brasil para facilitar la cosa. Están los demás, La mayoría que no tiene ni la más pálida idea de donde es y explicarles es completamente al pedo por la barrera idiomática existente. Lo curioso es que todos, el cien por ciento de la gente que nos ha preguntado, luego de decirles “Uruguay”, terminan diciendo “Ooohhhh Urgay! OOOOhhhhh”con un sonido rasposo entre la O y la H. Es muy gracioso! No se si es una expresión  de asombro o de confirmación de que ni la más p.. idea! jajaja

- En los lugares que hemos tomado un cafe con leche y comido algún tipo de sandwich, siempre pero siempre nos traen un tenedor sólo. Un tenedor únicamente para comer un croissant con jamón, queso y lechuga? Ta como que un poco raro eso. Esta gente sabrá para que o como se usan? :P

- En muchas esquinas, donde existe un cruce de peatones, hay cartelería que advierte sobre los peligros de escribir un mensaje de texto o mirando simplemente la pantalla del celular y cruzar la calle o simplemente caminar por la vereda. Esto esta bien y es correcto. Ahora, debería de decir que tampoco se puede hacer eso mientras se maneja una bicicleta por la vereda. La cantidad de gente que nos ha zumbado mientras íbamos caminando porque van mandando un mensaje, jugando algún jueguito o simplemente mirando la novela, no esta escrito. Son un peligro!

- En casi todos los lugares públicos que se pueden visitar se ofrece, además de la folletería muy variada para informarse, un lugar donde uno puede sellar una hoja, o alguna parte del cuerpo si uno lo desea, con el sello “oficial”del lugar. En el caso de los castillos, generalmente es una imagen del castillo o similar con algún texto en japonés y a veces en inglés. En otros lugares puede ser el logo u otro elemento que lo represente. Es algo diferente pero lindo de coleccionar en alguna libretita de apuntes que uno pueda llevar.

- El día que fuimos de Nagoya a Ise, a visitar el templo con las rocas esposo, tuvimos que combinar con un tren y luego un ómnibus turístico para llegar hasta el lugar en si. El ómnibus nos dejó en la parada como ha cien metros de la entrada del templo. Era pasado el medio día y teníamos un hambre interesante dado que no habíamos comido aún. Compramos unos sandwiches para picotear pero precisábamos  buscar un lugar donde hacer el picnic improvisado. Además había que averiguar donde estaba la vuelta que teníamos que dar para entrar a ver las rocas esas. Entre medio había como un shopping y un estacionamiento bastante grande. Mientras Ana se acomodaba en unas escaleras, fuera del centro comercial, yo subí unas escaleras para ver desde lo alto si se veía el camino. No vi nada. arranqué a bajarlas y a lo lejos veo que se acerca un hombre haciendo señas. Lo miré y me hice el choto. Pensé que venia a retarnos porque no podíamos estar ahí o sentarnos en las escaleras. Seguía haciendo señas. Ana ya se había dado cuenta mientras sostenía un pequeño sandwich en su manita. El hombre estaba más cerca y ahora le escuchábamos sus sonidos. “chucu chucu chap chap!”Nos gritó, Ni idea que me decís pero “OK Ok“  y remate con risita. “chucu chucu chap chap Meotoiwa”vuelve a gritarnos y nos hizo las señas de algo que se parecía a la forma de una M. Ahí comprendí que las señas eran la forma de las rocas y como estaban enganchadas y Meotoiwa  era el nombre del lugar que queríamos ir. Yo le hice la morisqueta que si, que ese lugar era al que queríamos ir. El me hizo la seña de que había que entrar al shopping y detrás estaba eso. Ana me miró y me preguntó “eehh?? que dice? No me digas que hay un McDonals ahí adentro???”Brillante razonamiento para el momento de zozobra del almuerzo que estábamos teniendo. jajajaja

Besitossss!!!!