Travel Blog

On this place you will be able to read my adventures during different travels my wife and I have done through out the years. 

Spoiler alert: For now, Spanish version only.

Primeras impresiones...

hooolaaa, gueee talll????

Nosotros recuperándonos de estos casi dos días de viajes hasta llegar a nuestro primer destino. Para los despistados, les decimos que ese primer destino es Seúl.

Llegamos ayer Lunes a las 5:30 de la tarde al aeropuerto de Incheon, que esta como a las afueras de Seul. Por lo poco que pudimos apreciar, la modernidad de la ciudad ya se nota en el aeropuerto mismo. El diseño arquitectónico del mismo muy modernos. Después, en todas las pantallas de television que hay por todos lados, todas Samsung y muchas en 4K. Evidentemente aquí Samsung y LG son el Carlos Gutierrez y Via Confort de la zona. Este segmento fue auspiciado por Nerditos Anónimos.

Dentro del Airbus A380

EL viaje desde el aeropuerto al hotel en que nos estamos quedando fue en ómnibus y laaargo. Demoramos mas de una hora en llegar a la estación de metro que queda a pocas cuadras del hotel y que teníamos como referencia. El chofer, que hacia de guarda y despachante de bultos, cuando le quisimos preguntar si era la estación Nonhyeon, balbuceo muchas palabras in entendible y entre ellas dijo algo parecido a eso, para luego hacer un movimiento con la cabeza como confirmando ¨si es acá valor¨.  

Dejamos las cosas y a pesar que eran ya como las 8 de la noche salimos a recorrer el rioba ya que cuando llegamos vimos que había mucho movimiento. Efectivamente, Gangnam, el barrio que nos estamos quedando, es un barrio muy activo con muchos restaurantes, cafeterias y otras tiendas abiertas hasta tarde. Comimos algo y decidimos volver al hotel porque estábamos muy cansados y hablamos dormido muy poco y mal (Anita capaz que durmió mal, pero lo de poco no se aplica).

Una cosa que ya nos paso en al menos un par de lugares es que la gente que te atiende te habla en algo parecido a un ingles pero que es difícil entenderles. Ayer, mientras hacíamos el tramite en la recepción del hotel, el muchacho que nos atendió nos dijo algunas cosas a lo que Ana y yo dijimos ¨aha.. ok¨ y con una hermosa sonrisa, asentimos. Luego comprobamos que somos muy buenos actuando porque ninguno de los dos había entendído un pomo lo que nos había dicho.

Respecto los vuelos que tomamos y al viaje en si, todo salió bien por suerte. Un poco largo, sobre todo este ultimo tramo (Los Angeles - Seul: 12,5 horas de vuelo). El servicio de Korean Air, la aerolínea que nos trajo hasta acá es excelente. Te sacan a comida. Creo que en esas 12 horas nos sirvieron 2 almuerzos, 2 cenas, y 3 aperitivos, mas juguitos y aguas varias. En un momento estuve por levantarme y pedirles que me tragieran un bidón de hepamida para poder bajar toda la comida.

Una de ellas fue un almuerzo muy raro que nos dieron. Oficialmente se llama Bibimbap pero como nunca le entendimos hasta que nos dieron un papelito con el nombre escrito, para nosotros paso a ser ¨Bibidi pop¨. Básicamente eran como 6 potesitos con cosas varias para mezclar. Una sopa de alguna verdura, un pote enorme de arroz blanco, unos brotes de soja, algo que se parecía a carne picada, pepino, hongos y algo mas. Y de postre unas frutas o algo así. Que experiencia la del Bibidi pop.

El avión de este ultimo tramo fue un Airbus A380. Para los no entendidos es una mole enooorme que se mueve muy lento en tierra por el tamaño del aparato pero que en vuelo es manso como agua de pozo porque no es fácil mover a un pajarito que tiene capacidad de casi 500 personas. Dos pisos y todos los chiches dentro para que la experiencia sea mas que interesante. Si no le estoy errando, y pido perdón a los entendidos en la materia que se que hay unos cuantos, es el avión de pasajeros mas grande del mundo. El carreteo fue como lento pero después todo bien.

El mencionado "Bibidi pop"

El único detalle de esta experiencia avionistica es que cuando veníamos por aterrizar en Incheon, bajo el tren de aterrizaje e hizo un ruido seco y con una violencia que el golpe fue terrible. El susto fue tan grande que pensé que habíamos chocado contra algo, pero a no ser que nos hubiéramos saltado un semáforo era imposible, dado que íbamos altísimo.

Bueno, por el momento nada mas. Nos estamos preparando para comenzar nuestro primer día oficial en tierras coreanas. Luego mandaremos los cuentos respectivos. Besitosss¡